Las imágenes inéditas de Steve McQueen

En Lord Drake Kustoms somos fanáticos de Steve McQueen. No ha habido otro actor en Hollywood que encarne mejor ese amor por el motor. Él mismo dijo en muchas ocasiones que no sabía si era un actor que compite o un piloto que actúa.

El caso es que a Steve McQueen le debemos escenas que ya son míticas en la historia del cine y del motociclismo. Ese es el caso de la famosa escena final de La Gran Evasión, donde intenta escapar con una Triumph (en realidad camuflada como moto alemana de la época).

Escena final de «La Gran Evasión»

Fue precisamente durante el rodaje de esta película en la región bábara de Alemania, cuando se originaron las causas por las que, dos años después en 1964, Steve McQueen y un grupo de amigos participaron en una carrera de motos en la República Democrática Alemana.

La carrera en la Alemania Oriental

Bud Ekins, fue un gran especialista en el cine y un gran amigo de Steve McQueen. Se conocieron cuando el famoso actor se mudó a vivir a Hollywood. Ekins tenía entonces un pequeño taller mecánico en el Valle de San Fernando, donde alquilaba motos a los estudios de cine.

Steve McQueen contó con él como doble para las escenas más peligrosas de acción de muchas de sus películas. Por ejemplo, Bud Ekins es el encargado de realizar los saltos entre las alambradas en la anterior escena de La Gran Evasión.

Fue durante el rodaje de esa escena en el otoño de 1962, cuando Ekins obtuvo el permiso para participar en la ISDT, una carrera organizada en Garmisch-Partenkirchen, muy cerca de Munich. En esa carrera, Bud ganó su primera medalla de oro.

Cuando volvió al set de rodaje, contó a su amigo Steve McQueen sus hazañas durante la carrera y éste quedó impresionado. Fue entonces cuando decidieron montar un equipo estadounidense para la siguiente carrera.

Este equipo se materializó dos años más tarde, en 1964. Fue durante la 39ª edición de los International Six Days of Trials, celebrada del 7 al 12 de septiembre en Erfurt, en la Alemania Oriental.

El equipo norteamericano estaba formado por Bud Ekins, el propio Steve McQueen, Cliff Coleman y Dave Ekins (hermano de Bud). John Steen completaba el grupo como piloto de reemplazo. 

Steve McQueen racing at 1964 ISDT
Steve McQueen con el número 278 compitiendo en la ISDT de Erfurt en 1964

Trajeron las Triumph desde inglaterra, unos modelos scrambler adaptados para aquella especie de olimpiada del motocross.

El tiempo era muy desapacible, con mucha lluvia y frío. Un ambiente muy diferente al que este equipo disfrutaba normalmente en California. Pese a todo, los dos primeros días del campeonato lograron terminar todos sus carreras. 

El tercer día, pese a una mejoría del tiempo, fue fatal para Bud Ekins y Steve McQueen, ambos tuvieron que abandonar. Ekins por romperse el tobillo al chocar con una piedra y McQueen por destrozar la llanta delantera con otro choque.

Coleman y Dave Ekins tuvieron más suerte y lograron terminar terminar la carrera con una medalla de oro cada uno. 

Las fotos inéditas de Steve McQueen.

Esta famosa carrera fue ampliamente documentada en su día, sobre todo por el fotógrafo francés François Gragnon y también por Lynn Wineland, uno de los más famosos fotógrafos de carreras.

Recientemente, y a través de un coleccionista alemán, se han encontrado nuevas fotografías de aquel evento. El nombre del fotógrafo es desgraciadamente desconocido, pero estas imágenes nos ayudan a hacernos una idea mejor de aquellos días.

En su último número, la revista francesa Cafe Racer sobre el mundo de la moto custom, ha publicado un reportaje especial sobre Steve McQueen. En este dossier desarrolla varios artículos relacionados y la publicación de estas fotos anónimas.

Algunas de las imágenes inéditas que publica la revista francesa Cafe Racer

Nuestro homenaje a Steve McQueen

Como hemos hablado al principio, somos grandes admiradores de Steve McQueen. Hace unos años realizamos una moto custom homenaje a su figura. Para ello nos basamos en su película sobre Le Mans.

En esta película pilotaba un Porche 917 K con el número 20. Quisimos rendirle tributo con una Harley Sportster convertida a Cafe Racer. Su nombre: Racing is Life.

Racing is Life and Porche 911
«Racing is Life» junto al Porche 917 que pilotaba Steve McQueen en Le Mans.

Este nombre se basa de una de las frases más famosas de aquella película: “Racing is life … anything that happens before or after is just waiting”.


Aún no hay valoraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escriba su palabra y pulse la tecla "Intro" para buscar